fbpx
  • ENTRAR
  • No hay productos en el carrito.

Entrar

10 verdades que te dir√°n los expertos sobre el TRIAGE: Parte 1

10 verdades del triage

Los sistemas de triage han evolucionado de 3 o 4 categor√≠as hasta llegar a 5, estos √ļltimos, son los que actualmente han mostrado mayor validez, no por ello¬† decimos que¬† son perfectos, ¬†este tipo de sistemas se deben validar de acuerdo a la poblaci√≥n¬† a¬† la que se le aplique, aunque los sistemas disminuyen la aparici√≥n de riesgos y prioriza la toma de decisiones en el tiempo, hay diversos factores que favorecen o desfavorecen la aplicabilidad de dichos sistemas, muchos de esos factores pueden ser objeto de estudios de investigaci√≥n, tales como: el estr√©s, la funciones que se realizan en un triage, el sistema de salud del pa√≠s y la relaci√≥n con la escala aplicar, toma de decisiones bajo presi√≥n en salas de triage, asertividad del triage, entre otros. En este art√≠culo aboradremos 10 verdades sobre el triage

Realizar la valoraci√≥n¬† de las urgencias y disminuir el riesgo de complicaci√≥n por tiempos prolongados de espera, ha permitido que el dise√Īo aplicado de los diferentes sistemas de triage, ¬†clasifiquen en forma r√°pida a los urgentes de los no urgentes y prioricen la atenci√≥n de los mismos, en consecuencia, aplicar una escala o algoritmo para la clasificaci√≥n de pacientes en los servicios¬† de urgencias¬† deber√≠a ser f√°cil, puesto que obliga a respetar¬† un protocolo establecido basado en escalas validadas, las cuales han sido productos de revisiones sistem√°ticas y diferentes investigaciones realizadas por expertos.

Para nosotros 2EVS. https://2evs.co ¬†gracias a las diferentes experiencias pr√°cticas, de docencia y de asesor√≠as a los largo de los a√Īos, hemos encontrado 10 verdades a tener en cuenta a la hora realizar la clasificaci√≥n¬† de las urgencias, los cuales queremos compartir contigo.¬† Ten en cuenta que todas estas apreciaciones son basadas en la experiencia que dan el valor agregado a todo nuestro material de estudio.

Las 10 verdades del triage son aspectos que dan valor a esos matices que NO te lo dicen los libros y aqu√≠ los TENEMOS PARA T√ć

Verdad N√ļmero 1. Los¬† equipos de trabajo

El primer aspecto est√° relacionado con los equipos de trabajo, es importante conocer que el ROL en las √°reas de triage m√°s que clasificar, priorizar y ubicar para continuidad de la atenci√≥n, est√° relacionado con el contexto en el que se presenta el evento.¬† Recordemos que nuestra tarea puede verse como aislada, estamos en la soledad de un espacio cerrado, que nos aleja de la percepci√≥n de las salas de espera, s√≥lo disponemos de un consultorio dotado con los equipamientos necesarios para la clasificaci√≥n, ¬†eres t√ļ con tu sistema, tu algoritmo de triage, tu oficina y escaza comunicaci√≥n¬† con el proceso de atenci√≥n del paciente.¬†

Recuerda que, al clasificar la urgencia de acuerdo a tu institución y sistema de salud, se presentan diferentes escenarios a considerar, donde TÚ como responsable de las salas de triage, debes garantizar el correcto y debido proceso, sea de la atención o de información para la redirección de acuerdo a la pertinencia de atención por salas de urgencias o no, respetando la normatividad vigente de tu país.

Realizada la clasificación  de los pacientes y de acuerdo a los protocolos e infraestructura de tu institución, la ubicación será en salas de espera o garantizando vigilancia y observación de los pacientes en áreas de urgencias en servicios conocidos como áreas de visita rápida (fast-track áreas) y los circuitos asistenciales específicos  como las unidades de dolor torácico, de código ictus o de código sepsis, o alternativas a la hospitalización convencional como son: unidades de observación, unidades de estancia corta, hospitales de día, salas de ortopedia  o nebulizaciones y hospitalización domiciliaria.[i]

Creemos que hasta allí llega nuestra atención y nuestro contacto; partamos que en congestión o sobre ocupación, los pacientes pueden ser ubicados, pero eso no garantiza ni la evaluación ni la atención en el tiempo estipulado, la ubicación de estos pacientes es nuestra responsabilidad cuando no contamos con personal en áreas de pre-triage (también conocidas como salas de espera),  la entrega  de los pacientes clasificados como Triage I y II la debemos hacer directamente al médico de  las salas de los servicios, para minimizar el riesgo de ese paciente, además de soportarlo con monitoreo, asistencia de oxígeno o solicitar un EKG (Electrocardiograma) y canalizar un accesos venoso.

La comunicaci√≥n debe ser permanente, no solo debemos garantizar la ubicaci√≥n f√≠sica, sino la ubicaci√≥n electr√≥nica, lo anterior, facilitar√° la identificaci√≥n del paciente, adem√°s, de se√Īalar el riesgo desde el ingreso con el color del triage. ¬†

También, habrá comunicación permanente con el personal de apoyo en el área de pre-triage, sea quien haga el ingreso de apoyo al usuario o personal auxiliar o de atención pre-hospitalaria que disponga la institución.

En conclusi√≥n, tu ROL debe estar a la altura de tomar decisiones, comunicar y establecer gesti√≥n de los pacientes clasificados hasta lograr evaluaci√≥n en las diferentes salas o en su defecto en las mismas salas de espera, por ende, el trabajo colaborativo y en equipo, ser√°n fundamentales para el cuidado integral, a√ļn en momentos de congesti√≥n sin soluci√≥n al caudal de flujo de pacientes.¬† Entonces, debemos tener en cuenta que habr√° momentos en que la valoraci√≥n de los pacientes sea en salas de espera, all√≠ se le realizar√≠an toma de muestras de laboratorio, adem√°s, y determinadas ayudas diagn√≥sticas. Por consiguiente, se crea la necesidad de tomar signos vitales en salas de espera, estar vigilando y reclasificando y gestionando la sala.[ii] [iii]

Verdad N√ļmero 2. La redacci√≥n del motivo de consulta

La redacci√≥n del motivo de consulta debe ser coherente con el relato y debe coincidir con la sintomatolog√≠a del paciente. En ocasiones, el estr√©s y la premura de la atenci√≥n por parte del personal de salud, obliga a registrar datos subjetivos o errados en el triage. Puedes recordar un caso tuyo, o mejor piensa en aquellos casos donde los pacientes cr√≥nicos que entran a consultorio con un sinn√ļmero de s√≠ntomas, pero a su vez te llegan otros dos pacientes, uno con similares s√≠ntomas, pero con alto riesgo y otro con lesiones menores por trauma. Este tipo de situaciones simult√°neas, puede hacerte errar, porque vas a tener diversa informaci√≥n para manejar al mismo tiempo, recuerda que los pacientes llegan de manera aleatoria y es muy com√ļn que se presenten tres, cuatro y hasta cinco ingresos, de los cuales, t√ļ tomas decisiones y llevas a cabo la gesti√≥n del cuidado, entonces, sino llevas un patr√≥n de atenci√≥n, es posible que omitas informaci√≥n en el relato del triage o exageres en otros por la simultaneidad de informaci√≥n que recibes al mismo tiempo.¬† NO decimos que pase siempre, pero ¬°OJO! lo dicen los expertos, toma nota aislada de cada caso con sus propios signos vitales y no dejes que la memoria te juegue una mala pasada.

Verdad N√ļmero 3. Los protocolos institucionales¬†

Busca seguir los protocolos de tu institución de acuerdo al sistema de triage, lo anterior, estandariza la clasificación y ayuda a evitar subjetividad en el triage.  Te explico, sí tu institución tiene establecido un algoritmo de triage para clasificar los pacientes, sigue el proceso, es un error no ubicar un paciente donde corresponde por estándar sólo porque está muy llena el área, o llevar un paciente crítico a áreas de menos complejidad. 

Debes tener claro en qu√© casos puedes tomar cierta contingencia y no menos importante, no creas que no lo has pensado o no la has hecho, como ‚Äúurgentizar‚ÄĚ los pacientes por temor a complicaciones en salas, por compasi√≥n, por sentido emocional, por relaciones de parentesco, no es sano aplicar subjetividades. Recuerda que uno de los objetivos del triage es que permite la valoraci√≥n del riesgo de forma objetiva y as√≠ de esta manera, priorizar la atenci√≥n de pacientes, promoviendo un manejo seguro, mediante una herramienta r√°pida, f√°cil de usar y con un fuerte valor predictivo de gravedad.

Verdad N√ļmero 4. No intentes establecer un diagn√≥stico inicial

No intentes establecer un diagn√≥stico inicial, logra documentar el s√≠ndrome o las manifestaciones cl√≠nicas del motivo de consulta.¬† Si eres m√©dico, ya estar√°s pensando en c√≥mo atinarle a un diagn√≥stico y si eres enfermero, quiz√°s quieras tambi√©n alimentar tu EGO presumiendo que los s√≠ntomas son caracter√≠sticas de tal y tal enfermedad. Tengamos en cuenta que independientemente de qui√©n realice el triage, la idea del algoritmo es minimizar los riesgos basado en un sistema de triage las cuales deben cumplir unos requisitos, ejemplo: fiebre, taquicardia, disnea, dolor, tiraje costal, tos, etc.¬† Podes pensar que es algo respiratorio y lo llevas a una sala de pacientes con Enfermedad Respiratoria Aguda (ERA). ¬†Pero si no haces las preguntas adecuadas, estar√≠as frente a un paciente con posible falla cardiaca o un EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Cr√≥nica) exacerbado entre otras de gravedad. Tomate el tiempo sin abusar y eval√ļa los principales riesgos (neurol√≥gicos, respiratorios, cardiovasculares entre otros) y clasif√≠calo prontamente. Siempre piensa que s√≠ te equivocas, equiv√≥cate a favor del paciente, ot√≥rgale el principio de la favorabilidad, no peques por osado ni te culpes por el miedo.¬† Esta tarea no es nada f√°cil.

Verdad N√ļmero 5. Correlaciona los signos vitales y las manifestaciones cl√≠nicas (signos y s√≠ntomas) principales

Correlaciona los signos vitales y las manifestaciones cl√≠nicas principales (signos y s√≠ntomas) con el est√°ndar de clasificaci√≥n de tu instituci√≥n, clasif√≠calo de acuerdo al riesgo. Es necesario inferir que la alteraci√≥n de los signos vitales acompa√Īados de manifestaciones cl√≠nicas, induce a pensar en complicaciones en cualquier sistema; es ah√≠ donde el juicio cl√≠nico, el poder de la observaci√≥n, la experticia y ese sexto sentido a la hora de evaluar un paciente salen a flote. Es muy satisfactorio saber que detectar los riesgos a tiempo y conocer los desenlaces cl√≠nicos aumenta tu EGO, pero recuerda que no siempre lo puedes anticipar porque puede haber momentos de dudas y tal vez tu abordaje no fue el indicado, por lo tanto, el temor y la confusi√≥n te pueden nublar.

Otro aspecto que ocurre a menudo, es el registro en el motivo de consulta de m√ļltiples signos y s√≠ntomas aislados que no se asocian con un patr√≥n principal, si no haces la valoraci√≥n adecuada y las preguntas correctas puedes clasificar inadecuadamente un paciente y confundir la valoraci√≥n de la consulta inicial.

Tambi√©n, hay que evitar documentar relatos que no tienen que ver con el motivo de consulta, ejemplo: paciente con cefalea intensa de origen s√ļbito matutino, acompa√Īado de n√°useas y visi√≥n borrosa, relata que hace 2 d√≠as presento ca√≠da con trauma en pie derecho en el que observo edema y equimosis‚Ķ

En el curso de triage, aprenderás a establecer una evaluación clara que te dirija a una buena información para la clasificación, te repito muchas preguntas te hacen perder el foco, deja que ellos te hablen y haz las preguntas abiertas pero correctas.

Bibliografía

[i] S√°nchez M., Santiago I.. √Āreas organizativas espec√≠ficas y circuitos preferentes para patolog√≠as prevalentes en urgencias. Anales Sis San Navarra¬† [Internet]. 2010 [citado 2019¬† Abr¬† 28] ;¬† 33( Suppl 1 ): 89-96. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1137-66272010000200011&lng=es

[ii] Miró O, Sánchez M, Coll-Vinent B, Millá J. Indicadores de calidad en urgencias: comportamiento en relación con la presión asistencial. Med Clin (Barc) 2001; 116: 92-97

[iii] Martín-Sánchez FJ, González-Del Castillo J, Zamorano J, Candel FJ, González-Armengol JJ, Villarroel P et al. El facultativo, un elemento necesario en el triaje de un servicio de urgencias en un hospital terciario. Emergencias 2008; 20: 41-47.

mayo 9, 2019
2EVS - SAS © Todos los derechos reservados