fbpx

Entrar

¡Electrocardiografía! – El registro gráfico de la actividad eléctrica del corazón

Para poder entender la electrocardiografía que es la herramienta mediante la cual se registra gráficamente la actividad eléctrica del corazón, es indispensable conocer que el corazón es una bomba mecánica que trabaja en conjunto con un sistema eléctrico y tiene como función principal expulsar sangre.

Diplomado virtual: Electrocardiografía y monitorización cardíaca para enfermería

      

Respecto a la circulación dentro del corazón, en palabras simples, la sangre llega a través de las venas cavas (inferior y superior) a la aurícula derecha, de allí, pasa al ventrículo derecho a través de la válvula tricúspide, posteriormente, la sangre viaja del ventrículo derecho a la arteria pulmonar,  allí la sangre se oxigena en los alvéolos y se devuelve mediante las venas pulmonares (4 venas) a la aurícula izquierda, luego de la aurícula izquierda pasa al ventrículo izquierdo a través de la válvula bicúspide o mitral y finalmente, la sangre es expulsada a todo el cuerpo por el ventrículo izquierdo.  Este proceso deberá vencer entre otras, la resistencia que puede ocasionar la válvula aortica y la misma arteria aorta, cuya función es recibir la sangre expulsada por el ventrículo izquierdo. Recordemos al paso de la sangre de una cámara a otra (de aurículas a ventrículos y de allí a vasos sanguíneos) se dan por la sístole y la diástole.

Los fenómenos mecánicos (sístole: contracción y diástole: dilatación) mencionados anteriormente, son controlados por el sistema eléctrico del corazón y pueden ser valorados mediante la electrocardiografía. Es sorprendente que mediante la valoración concienzuda de la electrocardiografía se pueda determinar el funcionamiento adecuado o inadecuado del sistema eléctrico que repercute indudablemente en el corazón como bomba (sistema mecánico).

El sistema eléctrico del corazón en términos generales está conformado por: el nodo sinusal o sinoauricular (NSA), haces o vías internodales, el nodo o la unión auriculoventricular (UAV), el tronco del haz de His y sus subdivisiones en rama derecha e izquierda, finalmente, las fibras de Purkinje.

Respecto a la ubicación anatómica de dicho sistema que puede ser valorado a través de la electrocardiografía, encontramos que el NSA está ubicado en la pared lateral superior de la aurícula derecha, justo en la parte inferior de la desembocadura de la vena cava superior, las vías internodales conectan al nodo sinusal con la UAV,  el cual se localiza por encima del anillo de la válvula tricuspídea, en el lado derecho del septum interauricular y delante del ostium del seno coronario; el tronco del haz de His es la continuación de la UAV cuya estructura pasa por el borde inferior de la porción membranosa del tabique interventricular;  la rama derecha del haz de His es fina y larga, pasa por la cara derecha y debajo del endocardio del tabique interventricular y la  rama izquierda del haz de His, siendo esta gruesa y corta origina dos nuevas divisiones llamadas fascículos izquierdos (posteroinferior y anterosuperior); finalmente, las fibras de Purkinje son las fibras de la porción terminal del sistema de conducción, estas son más abundante en las bases de los músculos papilares (musculo que tapiza el corazón) que en el resto del miocardio (musculo del corazón).

Al conocer un poco la estructura eléctrica y mecánica del corazón, describiremos ahora la electrocardiografía, por lo tanto, para la obtención del registro gráfico del corazón o simplemente la obtención de la electrocardiografía, se necesita un electrocardiógrafo el cual es un dispositivo biomédico o aparato que registra la magnitud del voltaje de las señales eléctricas que produce el corazón y que son impresas en un papel, igualmente, es necesario que ese electrocardiógrafo detecte, filtre y amplifique dichas señales, puesto que la amplitud de las ondas generadas por el sistema eléctrico del corazón están dadas en Milivoltios (mV). Respecto a las ondas detectadas por parte del equipo biomédico en la electrocardiografía, se dan gracias a unos electrodos, generalmente, cuando se toma la electrocardiografía se suele hacer con 12 derivaciones, las mismas, utilizan electrodos para poder obtener ese vector de la corriente del impulso, estas derivaciones son los puntos o enfoques en que se puede valorar el sistema eléctrico del corazón. Es así como, en sentido amplio una derivación de la electrocardiografía tiene como finalidad medir la corriente que pasa de un electrodo al otro, generando en palabras simples, vectores, ya sean positivos, negativos o neutros.

 

 

Derivaciones electrocardiografía
Derivaciones electrocardiografía: Fuente https://enfermeriabuenosaires.com/

 

Para la obtención de la electrocardiografía se utilizan derivaciones, la finalidad de una derivación electrocardio­gráfica es medir la corriente que va en la dirección marcada por una línea recta que une los electrodos utilizados, las derivaciones comúnmente conocidas son:

  • monopolares (aVR, aVL, aVF)
  • bipolares (D1, D2, D3)
  • precordiales (V1, V2, V3, V4, V5, V6)

Las derivaciones unipolares  tienen la finalidad de medir la fuerza eléctrica absoluta de un electrodo positivo  (+) en las extremidades, etas se llamaron derivaciones V, y a la que va de la unidad central (en donde están unidos los electrodos negativos) al brazo izquierdo se le llamó VL (L, Left), al brazo derecho VR (R, Right) y a la pierna izquierda VF (F, Foot). Debido a que estos potenciales deben ser amplificados (porque son de muy bajo voltaje).

Las derivaciones unipolares precordiales: son un sistema unipolar no amplificado. La unidad terminal o electrodo cero representa el centro eléctri­co del corazón, donde los vectores (ejes) QRS y T tienen su origen. ( V1, V2, V3, V4, V5,V6)

En las derivaciones bipolares: las extremidades se coloca un electrodo positivo en una extremidad y uno negativo en otra, midiendo la diferencia de potencial entre ambos. Las derivaciones bipolares de las extremidades son: DI, DII, DIII

El registro que se obtiene ya sea en el plano frontal u horizontal son ondas, complejos, intervalos o segmentos, por ejemplo, onda P, onda T, complejo QRS, intervalo QT, intervalo PR, segmento ST.

El papel utilizado en la electrocardiografía es milimetrado, siendo así, en el eje horizontal se mide el tiempo de la onda en segundos o milisegundos y en el eje vertical se mide la amplitud de la onda determinada por Milivoltios (mV), usualmente, la velocidad con la que sale el papel del electrocardiógrafo y que está estandarizado en el mismo, es de 25 milímetros por segundo, lo anterior quiere decir, que, hay 1500 “cuadritos pequeños” en 1 minuto.

En conclusión, la electrocardiografía es el registro gráfico de la actividad eléctrica del corazón y es obtenida mediante un electrocardiógrafo (equipo biomédico) que basado por principios físicos de vectores, amplitud, velocidad, entre otros, el personal de la salud podrá hacer interpretaciones teniendo siempre en cuenta la clínica del paciente.

Para poder entender mejor todos los anteriores conceptos, 2EVS (Educación Especializada Virtual en Salud) te invita a que realices el diplomado virtual en electrocardiografía y monitorización cardíaca, aunque está dirigido para personal de Enfermería, creemos que estos conceptos también pueden ser apropiados por talento humano en salud de otras disciplinas o profesiones, lo importante es que quieras aprender. El curso tiene como objetivo apropiar y actualizar conocimientos relacionados con la electrocardiografía y la monitorización cardíaca, identificando las características de un electrocardiograma normal, así como las arritmias cardiacas más comunes.

Bibliografía

Guyton AC, May JE. Estimulación rítmica del corazón. En: Tratado de Fisiología Médica. 10 edición. Ed. Interamericana. McGraw-Hill, Nueva York, 1997, 129-136.

Huzsar RJ (Ed). Anatomía y fisiología del corazón. En: Arritmias. Principios, interpretación y tratamiento. 3ra Ed. Ediciones Harcourt-Mosby, Madrid, 2003, 1-20.

Alexánderson E, Gamba G. Fisiología cardiovascular, renal y respiratoria. Manual moderno. Cuauhtemoc 2014, 277p.

Joel M, Sabyasachi S. Fisiología humana. Manual moderno. Chicago, 2012, 648p.

Friedman HH (Ed). Anatomía y fisiología del sistema de conducción. En: Diagnóstico electrocardiográfico y vectocardiográfico. Salvat Editores S.A. Barcelona, 1989, p19-3. 1

2EVS - SAS © Todos los derechos reservados